Bricolaje: rótula tipo “gimbal” por 7,50 Euros

20 Marzo, 2012 Escrito por Mario


Desde que vi las rótulas tipo “gimbal” para teleobjetivos, me enamoré de ellas, aunque mi cartera nunca estuvo de acuerdo con esta relación. Así que estuve mirando muchas fotos, visitando ferreterías y tiendas de bricolage y dándole vueltas al asunto, hasta que finalmente comencé a ver la luz. Se trataba de que fuera algo sencillo de hacer, utilizando herramientas básicas y barato, a ser posible con materiales reciclados.

El proceso de pensar el diseño y encontrar los materiales ha sido el más largo, pero el trabajo de fabricación no me ha llevado más de cuatro o cinco horas, y el coste, en mi caso, ha sido de sólo 7,50 Euros porque tenía la mayor parte del material. Aun suponiendo que haya que comprarlo todo, menos las herramientas claro, el precio total estará por debajo de los 30 Euros.

Al ser un proyecto nuevo que todavía no he podido probar a fondo, está sujeto a incorporar mejoras, pero para empezar creo que el resultado es bastante bueno. La rótula es sólida, de peso contenido (900 gramos), estable y con movimientos suaves. A continuación voy a intentar explicaros su fabricación.

Vamos a dividir el proceso en dos partes que llamaremos el soporte, que va unido al trípode, y la bañera, que oscila sobre el soporte y que es donde va sujeto el objetivo y la cámara.

Herramientas

A continuación os detallo las herramientas que he utilizado y que creo que están en casi todas las casas de un bricolajero medio:

  • Taladradora y brocas para metal
  • Sierra para metales
  • Lima para metales
  • Destornilladores, alicates, llave inglesa
  • Mordaza de banco y/o sargentos
  • Martillo
  • Pegamento de epoxi de dos componentes
  • Como veis las herramientas no son nada especializadas, pero si no tenemos alguna siempre podemos recurrir al cuñado o a ese vecino tan majo y tan manitas que hay en toda comunidad que se precie.

    Materiales para el soporte

    Los materiales que he utilizado para el soporte son los siguientes:

    • Gancho en “U” del Leroy Merlin: 7,50 Euros (1)
    • Rueda de 60 mm. de ferretería: 5-6 Euros (2)
    • Pata de mueble de Ikea modelo Besta: dos unidades 3 Euros (3)
    • Tuercas o palomillas, aunque finalmente he puesto tuercas autoblocantes que funcionan mejor, luego lo explico: unos céntimos (4)
    • Tornillos pequeños rosca madera
    • Que yo haya usado estos materiales no quiere decir que no pueda hacerse igual o mejor con otros similares, buscad en el trastero y dadle una segunda oportunidad de ser útil a cualquier cosa que pueda servir, siempre es un gustazo reciclar cosas viejas.

      Montaje del soporte

      Evidentemente nuestra rótula deberá ir montada sobre un trípode, así que lo primero que tenemos que hacer es ver la forma de unir soporte y trípode. En mi caso, el trípode lleva una rosca que, casualmente, es casi del mismo tamaño que el eje interior de la rueda. En principio pensé en rebajar la parte interior de la rueda y pegar soldar con epoxi una tuerca del paso del tornillo del trípode, pero antes de hacerlo se me ocurrió intentar roscar la rueda directamente en el tornillo.

      Como el interior de la rueda es relativamente blando, no costó mucho trabajo forzarla y hacer la rosca con el propio tornillo del trípode y el resultado es muy sólido, os lo aseguro. En la siguiente foto podéis ver un detalle de la rueda roscando en el tornillo del trípode y la cantidad de “mierda” que tiene pegada la rueda, lo cual demuestra que es una rueda reciclada y con unos cuantos kilómetros sobre sus espaldas.

      Bien, ahora tenemos que unir la “U” con la rueda, de tal forma que la “U” quede suficientemente firme pero nos permita hacer el movimiento horizontal con suavidad. Para ello vamos a utilizar la pata de Ikea, sólo la parte que es plana y lleva un vástago roscado. Lo más fácil hubiera sido atornillarla directamente a la rueda, pero entonces estaríamos inutilizando la superficie lisa que nos vendrá muy bien para que la “U” se deslice con suavidad. Entonces no queda otro remedio que pegar soldar la pata a la rueda con pegamento de epoxi, que según me dijo el ferretero: “esto no pega, suelda”.

      Por suerte, la parte inferior de la pata lleva un troquelado que nos va a ayudar bastante a darle consistencia a la unión. Lo que haremos es atornillar tres o cuatro tornillos en la rueda para que hagan de tope y den cuerpo al conjunto y a continuación pegamos las dos partes con una dosis generosa de pegamento. Acordaos de limpiar el sobrante cuando aun está líquido, que cuando seca queda petrificado y no hay quien lo quite.

      Por otra parte deberemos hacer un taladro extra en la “U”, del diámetro del tornillo de la pata y justo en la parte central para que quede equilibrado.

      Como veis, la “U” ya viene taladrada, pero los agujeros no son del diámetro adecuado ni están en el centro, así que nos toca perforar.

      Si el modelo de “U” es el mismo que he usado yo, podréis ver que uno de los laterales ya viene taladrado, pero habrá que hacer otro taladro similar a la misma altura en el otro lateral para poder sujetar más tarde la bañera.

      Ahora ya tenemos terminado el soporte, así que vamos con la parte más fácil, la bañera.

      Materiales y elaboración de la bañera

      Para la bañera sólo vamos a necesitar una pletina de hierro del tamaño adecuado, la que he usado es de 25 mm. de ancho y de 3 mm. de grueso y creo que podría soportar sin problemas un tele de 600 mm. Yo tenía un retal por casa, pero no será difícil, ni caro, encontrarla en cualquier ferretería o cerrajería, creo que en el Leroy Merlin las venden de distintas medidas y grosores. Además nos harán falta dos tornillos de 30 mm de largo y 6 mm de diámetro con tuercas autoblocantes y un par de arandelas.

      En este paso la cuestión más delicada es cortar y doblar la pletina a la medida justa para que entre dentro de la “U” y que quede una pequeña holgura a cada lado que permita hacer el movimiento vertical. La pletina es gruesa, pero podemos doblarla utilizando la mordaza de banco y haciendo presión con las manos, si es necesario, podemos usar un martillo para darle un poco de forma a los ángulos.

      Antes de hacer los taladros laterales deberemos ver como vamos a sujetar el objetivo a la bañera. Lo más fácil será hacer un taladro y pasar un tornillo del mismo paso que la rosca del pie del objetivo. En mi caso he utilizado un soporte de una rótula Manfrotto, que tenía por ahí y no usaba, y que me permite usar un plato rápido para montar y desmontar la cámara con rapidez.

      A continuación tenemos que hacer los taladros laterales en la pletina. Pero antes y para evitar que roce en algún sitio, mediremos bien la altura teniendo en cuenta el tamaño del soporte, los tornillos y tuercas de sujeción tanto del soporte como del objetivo y que la bañera oscilará cuando la usemos.

      Montaje final

      Ya tenemos soporte y bañera, así que vamos a unirlos en una sola pieza. Para ello usaremos los tornillos, meteremos una arandela entre el soporte y la bañera y finalmente pondremos la tuerca autoblocante, que nos permitirá dejar la presión justa y evitará que se desenrosque con los movimientos de giro.

      Para que el deslizamiento se más suave hay un viejo truco que consiste en poner en cada superficie de rozamiento una pequeña arandela recortada de un bote de champú, es mejor que el nylon o el teflón y mucho más barato. En la foto se pueden ver las arandelas naranjas recortadas de un bote de champú “Elvive ultra-rizos”, pero vale cualquier otro.

      Bueno, y ya sólo nos queda montarlo todo sobre el trípode, enganchar la cámara, ajustar las tuercas para obtener el nivel de suavidad óptimo y hacer unas pruebas.

      Tal como está, el soporte permite un movimiento vertical de +-30º sobre la horizontal, que para foto normal creo que es suficiente, pero si se quiere tener un ángulo mayor no hay más que cortar la parte superior del soporte que es la que impide mayor oscilación.

      Bueno, eso es todo, espero que le sea útil a alguien, y si tenéis alguna duda o mejora planteadlas por aquí y así vamos mejorándolo entre todos.

      Saludos y suerte,

      PD: Si has llegado hasta aquí no dejes de ver las mejoras y modificaciones en este post: Modificaciones rótula “Dobleje”

      3 Responses to Bricolaje: rótula tipo “gimbal” por 7,50 Euros

      1. Jopapa says:

        Excelente trabajo por lo simple y por tanto satisfactorio.
        Me apunto lo de la arandela de champú.

        • Mario says:

          Gracias Jopapa. La verdad es que los botes vacíos de champún tienen infinidad de usos, creo que son unos de los mejores inventos de la humanidad 😉

      2. Pedro says:

        ¿Porqué llamais en todas partes gimbal a un cacharro que en español desde hace tiempos inmemoriales se le denomina cardán?

        Felicidades por el invento, es muy ingenioso.